Así debes vestirte según la forma de tu cuerpo

ASí DEBES VESTIRTE SEGúN LA FORMA DE TU CUERPO

¡Amamos a Luisa Zea! Porque siempre nos da unos consejitos buenísimos para vestirnos bien, de forma sencilla y sin demasiadas complicaciones. Esta vez, llega con un artículo en el que nos recomienda prendas de vestir de acuerdo con la forma de nuestro cuerpo ¡Pasen adelante y entérense!

 


El “instinto maternal” no me ha llamado

EL “INSTINTO MATERNAL” NO ME HA LLAMADO

Nuestra querida bloguera de empoderamiento femenino, Joerly Mendonca, escribe sobre el instinto materno y sus pocas o cero ganas de tener hijos (sin que esto le cause angustia) ¿Eres como ella? Pues, tienes que leer este post


Las mamás que aman demasiado

LAS MAMáS QUE AMAN DEMASIADO

Sabemos que ser mamás nos transforma la vida, nos obliga a organizarnos mejor y nos lleva a terrenos desconocidos y a veces complicados, pero… ¿Qué pasa cuando le das todo a tu familia y no te das nada a ti misma? ¿Qué pasa cuando no eres flexible contigo y tus propios espacios? De eso escribe la periodista Maricarmen Cervelli.


¿Para qué sirve la rabia?

¿PARA QUé SIRVE LA RABIA?

Nos han enseñado a esconder nuestros sentimientos cuando tenemos rabia, a decir sí cuando queremos decir no y a regalar sonrisas, cuando lo que queremos es salir corriendo. ¿Les suena? ¿Es tan malo expresar la rabia que sentimos? ¿En qué se convierte esa rabia cuando no la exteriorizamos? De eso escribe la psicoterapeuta Victoria Robert.


Carta a la mamá que quería ser

CARTA A LA MAMá QUE QUERíA SER

La periodista y actriz venezolana, Melissa Wolf, se escribió una carta a sí misma, ahora que su hijo cumplió dos años de edad. En esta carta, habla sobre las expectativas no cumplidas de su maternidad y se invita a sí misma a aterrizar, ser más realista y entender que la crianza es un trabajo complejo.


Cuanto tu mamá te dice: “Es que tú no lo cuidas”

CUANTO TU MAMá TE DICE: “ES QUE Tú NO LO CUIDAS”

Hoy en día, las parejas comparten las tareas del hogar con total naturalidad. Pero muchas de nuestras mamás, no lo ven con buenos ojos y nos dicen algunas frases que parecen cuchillos afilados directos al corazón. De eso escribe la periodista Briamel González.