Evlin Pérez Yebaile / Comunicadora y escritora / Por mis tacones

Artista y cantante. Master en Psicocreatividad de la Universidad Autónoma de Barcelona (ESPAÑA). International Life Coach de la IAC. Diplomada en Psicología positiva UNIMET-Vzla. Creadora de la plataforma digital Por Mis Tacones por amor a los demás y a mi misma. Mi trabajo es por y para mujeres. Convencida de que el amor sólo comienza por casa y de que no podemos ser víctimas, sino responsables de todo lo que nos pasa. "Cuando me di cuenta que era única, dejé de compararme"

¡Baja a ese hombre del pedestal!

¡Baja a ese hombre del pedestal!

¡Baja a ese hombre del pedestal!

Hace unas semanas, una amiga me contaba que pasó días sin dormir tratando de conseguir algún defecto en el chico que estaba interesado en ella, seguramente encontró varios, pero a pesar de eso no se creía que fuera normal.

Esto me lleva a pensar lo siguiente: ¿Por qué las mujeres tendemos a ELEVAR al altar mayor a ese hombre que apenas conocemos bien? ¿Por qué nos empeñamos en canonizarlo? Es que hasta le ponemos una aureola resplandeciente, con unos angelitos revoloteando a su alrededor, mientras nuestra cabeza canta: ¡GLORIA! ¡GLORIA! ¡ALELUYA! Mi señor TODOPODEROSO te encontré al fin….Noooo nooooo, mis niñas, ese señor no hace milagros, puede que sea MUY buena gente, pero es un ser humano con defectos como tú. El no es perfecto, nadie lo es.

Además, hay algo que me llama poderosamente la atención y que me aterra: ¿Cómo es posible que lo veas impoluto y libre de mancha, culpa o pecado? Si estás comenzando a salir con él, después no te quejes si te sale rana el príncipe que te inventaste en tu cabeza. “Es bellísimo”, “Es altísimo”, “Es buenísimo”, “Es guapísimo”, “Es atentísimo”…exageramos todo lo posible para creernos que no hay sufijo “ísimo” que logre llegarle a sus pies. Mi amor, ¡despierta y reacciona!

Entonces, hagamos algo: bájalo del pedestal, apágale la vela y ponlo a tu nivel, porque es allí donde comienzan bien las cosas. El peligro de ENDIOSAR  a un hombre en tu creativa imaginación y la tendencia a volverlo perfecto y sin pecado posible, te hace verlo solamente como tú quieres y se pierde la sorpresa de la realidad humana imperfecta que le da sabor a la vida.  Agradezco a la madre de un buen amigo con quien conversaba sobre esto, cuya conclusión fue, que a pesar de los defectos del otro, el amor siga adelante.

Por otro lado, no se trata de andar con la lupa del terror de todo cuanto mamarracho pasó por tu vida. Estoy segura de que sí existen hombres maravillosos… Pero hija, vaya con calma. Hay mujeres que, por culpa de sus propios miedos internos, decepciones pasadas y baja autoestima, creen que no son capaces de tener un buen hombre a su lado…

¿¿¿Por qué???

Sigue pensando así y solo llegará a tu vida todo lo contrario, para seguir reafirmándote la creencia de que todos son una caca de vaca y eso es MENTIRA. Tú también eres una mujer maravillosa que merece sólo lo mejor del mundo ¿Para qué pedir menos, ah?

Si a tu vida llega un buen hombre y que además tiene interés en ti, bájalo del altar antes de elevarlo, mira bien antes de ponerte las gafas rosadas, dale tiempo de cocción al asunto, velo conociendo con los ojos abiertos… Para que más adelante disfruten en lo más alto de la cima del cielo.

Nuestros aliados